:::: MENU ::::

Pecados

Se distingue esplendente el amparo
sobre el domo de la noble torre,
la que muestra en sus tapias de barro
el hospicio diáfano del hombre.

No son de fantasía sus nombres
ni fortuitos sus muchos pecados,
los que revelan ricos y pobres
a Jesucristo crucificado.

Y acontece un día y otro día
un transitar de caricias y azotes,
buscando la tierra prometida
como no lo haría don Quijote

Finalmente, concluyo y no acabo
de escribir lo que no ha de acabarse,
por eso culmino este poema
que martiriza mi alma y la quema.


So, what do you think ?