:::: MENU ::::

De los señores

Profeso el mundo de los señores
con arrugas y canas abultadas,
también todas las palabras
de aquellos humildes y patrones.

Creo en sus manos ciñéndola fuerte,
tan fuerte como contagiando energía,
la energía exigua ya en la fuente,
en la fuente de la juventud marchita.

Los señores decanos de párpados serenos,
tan serenos como sus muertas bravatas,
ayer fueron ágiles y hoy caminan lento
como pidiendo permiso a la sociedad ingrata.

Adornan sus cabezas espectaculares canas
dibujando la historia única de hombres.
Observan ya sus ojos a la juventud lejana
y otorgan a cada hijo su apellido y su nombre.

Sobre sus miradas altivas y cansadas
los amaneceres lentamente se opacan;
brindan, todos, sólo tristes miradas,
porque sus vidas mansamente se apagan.

Sus ojos dibujan amaneceres floridos,
sus sepulcros cultos entristecen al viento,
porque ya no estarán, ya se habrán ido,
y el eterno culpable irrecusable será el tiempo.

Quedará transitando todo cuanto fueron
sobre pliegues de aquella, su inequívoca historia.
Velará su ausencia, impávida, el misterio
de aquellos que quedan honrando su memoria.


So, what do you think ?