martes, 31 de mayo de 2011

La ausencia de tus besos

 
Transcribo tu presencia en los versos de un poema
que oculta la pena del poeta moribundo.
El dolor de quererte es el fuego que me quema,
sin embargo, te quiero y aquí lo grito al mundo.
 
Ya no tengo lenguajes para escribir mis versos,
sólo me queda el oficio aquel de suspirar,
y es que siempre concibo el bálsamo de tus besos
cada vez que suspiro después de agonizar.
 
El silencio se extingue como todos los días,
como acontece siempre en cada paso al andar.
Porque eres de todas la más bella poesía
no morirá mi espera aunque muera de esperar.
 
Recuerdo que escribiste, mustiamente recuerdo,
el poema que relata los besos que te di,
los que no olvidaré, los que me tienen muriendo
por encontrarme viviendo en esta vida sin ti.

3 comentarios:

Rebeca dijo...

Precioso.

Begoña dijo...

A veces es mejor dejar bien atado al pasado y afrontar el presente tal y como está. A veces cuando nos olvidan lo mejor es olvidar. Y cabe la posibilidad de comenzar de nuevo.

Precioso poema, y muy triste.
Saludos

PATRICIA PALLERES dijo...

HOLA JORGE:
LOS POETAS BEBEMOS DEL PASADO, COMO UN DULCE NÉCTAR.

SALUDOS!!